25 de junio de 2015

Volver a empezar, rezaba el título de la película

Toc, toc, ¿queda alguien por aquí? Lo dudo, hace año y medio de mi última entrada, ciertamente premonitoria, y de que dejase de correr regularmente (bueno ni regular ni irregularmente, no vamos a escudarnos en eufemismos: que dejé de correr).

El caso es que tras esa entrada tan pesimista el resultado fue que el vago se apoderó totalmente de mi. El 2014 se saldó con menos de 90 km (menos de lo que algunos hacéis en una semana) y sólo dos carreras (sendos 10K del Correndo por Vigo en enero y mayo). Y lo que llevamos de 2015, peor. Hasta hace dos semanas sólo había salido dos días a correr. Mi deterioro físico ha sido más que evidente. Si cuando empecé a correr a principios de 2011 pesaba 108 kg y tras año y poco llegué al Maratón de A Coruña en  mayo de 2012 con 87 Kg. Ahora, dos años después de ese maratón, he vuelto a rondar los 105 Kg. ¿Las causas? Algo ya había analizado en esa anterior entrada, pero ha sido la acumulación de diversos factores que me han hecho perder la motivación y mi capacidad de organizarme. Pero bueno, lo hecho, hecho está. No nos vamos a lamentar más sobre el pasado.

My graph
Peso promediado mensualmente desde que empecé a correr en 2011

A principios de este mes de junio me he propuesto que tenía que volver a disfrutar de esas sensaciones que el correr me habían aportado. Bueno, en realidad me lo había propuesto a principio de año, como propósito de año nuevo, pero no fue hasta ahora que tomé el toro por los cuernos. En estas semanas he salido un par de veces a correr, a ritmos suaves, recuperando parte de esas antiguas sensaciones. El sobrepeso y la pérdida de tonicidad hacen que estas sesiones (entre 6 y 8 km a más de 6 min/km) se hagan algo pesadas pero la verdad es que de fondo me noto muy bien y el pulso se mantiene bastante bajo. Lo mejor es que estoy encontrando las fuerzas para volver a salir.

A pesar de haber estado 18 meses sin ejercicio regular y haber aumentado mucho de peso, no estoy empezando de cero y lo noto. Nada tienen que ver estas sesiones de entrenamiento con aquellas de principios del 2011. Eso no quiere decir que esté como en el 2012. Vamos a ir poco a poco. A pesar de la cautela, si que me he apuntado a una carrera para este domingo! Puede parecer una locura cuando apenas llevo 5 sesiones de rodaje, pero lo tengo todo en mente. Se trata de la VIII Carreira Popular Concello de Redondela de 6,5 km (que es la distancia mínima que estoy corriendo estos días), con un recorrido fácil que conozco muy bien (será la cuarta edición que corra) y voy a ir simplemente a rodar a mi ritmo. Necesito volver a vivir el ambiente de una popular (y en esta es de los mejores) para añadir un plus a mi motivación y que este despegue no se vea abortado precipitadamente.

Vuelvo a las populares!


Y otro de mis elementos motivadores es este blog. Así que haré el esfuerzo por mantenerlo actualizado y dar debida cuenta de mis progresos en esta nueva aventura que podríamos llamar "
Las crónicas de un vago que se puso a correr, lo dejó por vagancia, y 18 meses después volvió a correr". Así pues, allá vamos!