27 de noviembre de 2011

Vedra, una meta inesperada

Toca hacer la crónica de una carrera, la que disputé ayer, domingo 27 de noviembre. Una carrera muy satisfactoria a pesar de ser totalmente inesperada. Me explico. Tras las dos últimas semanas con unos buenos entrenamientos retomé mi interés por participar en la Media Maratón "Volta a Ría de Betanzos" en la que sería mi tercera incursión en la distancia. Debido a "algunos flecos de intendencia" tuve que dejar la inscripción hasta el último día programado en el reglamento, el día 24. La sorpresa fue que la organización cerró la inscripción en la noche anterior debido a que se habían visto desbordados con la alta participación, así que no me pude inscribir. Por lo tanto había que buscar alternativa si era posible (estábamos a jueves). Y la única alternativa era ir a la VI Carreira Popular de Vedra, una carrera "sencilla" que iba a discurrir por una parroquia rural del municipio de Vedra, cerca de Santiago de Compostela. Una carrera que no me había planteado correr. Una carrera de 7 kilómetros "y pico" en vez de los 21 que estaba dispuesto a correr en Betanzos.

Así pues, el domingo por la mañana llego a las 10.30 a San Fins de Vedra. El termómetro del coche marca 9º, el cielo nublado y el suelo totalmente húmedo, unas condiciones peculiares para correr en manga corta. Por fortuna entro rápidamente en calor ya que no había preparado "ropa de abrigo". Tras recoger mi dorsal y comprobar que la organización era modesta pero muy voluntariosa, me puse a calentar por la zona próxima a la salida. 

A las 11 se dio el bocinazo de salida y yo situado en la última posición. En esa posición continué durante 200-300 metros hasta el cartel de "7 km a meta" cuando empecé a aumentar el ritmo poco a poco. El recorrido era bastante accidentado, pero de suaves pendientes y muy cortas, así que se podría considerar más o menos llano. Al menos no había grandes subidas. De este modo pude ir incrementando el ritmo sin demasiados problemas mientras disfrutaba de un paisaje espectacular.

En plena faena. Foto cortesia de nirvioso (usuario de correrengalicia.org)

Al final, tras siete kilómetros y "unos" 300 metros (no hay consenso sobre la distancia real cubierta) llegamos a la carballeira donde estaba la meta cumpliendo un tiempo de 33:58 que no está nada mal. Un agua, un pastelillo y una manzana fueron el avituallamiento en meta, como colofón final a una organización impecable (a pesar de que se quedaron cortos de imperdibles, por suerte yo llevaba los mios) sin necesidad de chips ni de elevados presupuestos. Una carrera estupenda y que disfruté de lo lindo, a pesar de que 3 días antes ni pensaba estar en ella.

Los últimos 50 metros, en plena carballeira.
 Foto cortesía de nirvioso (usuario de correrengalicia.org)

Mi valoración (subjetiva) de esta carrera: 8.4
  • Recorrido: 8
  • Organización: 9
  • Ambiente: 7
  • Meteo: 8
  • Sensaciones: 10

Podéis ver otras opiniones en este hilo del foro de correrengalicia.org.