21 de diciembre de 2011

Monumentalmente Lugo

Con un poco de retraso procedo a hacer la crónica de la carrera del domingo pasado: X Lugo Monumental.






Si algo caracterizó el día es el frío, y eso que los veteranos cuentan que no fue nada comparado con ediciones anteriores. El caso es que tras dos horas de coche, en compañía de buenos amigos eso si, llegamos a Lugo para disputar la que fue mi vigésima carrera del año, y probablemente la última. En un fin de semana con hasta 5 carreras majas en Galicia (MM de Ferrol, Boiro, San Cibrao, Lugo y el Pavo en Vigo) resulta curioso que eligiésemos la más lejana a Vigo para participar. El caso es que había oído hablar tan bien de esta carrera que era complicado olvidarla. Además, correr por encima de la muralla romana de Lugo, patrimonio de la humanidad, es un encanto que no se puede dejar pasar. Por lo tanto, paliza en coche para llegar al frío de una matinal lucense de diciembre. Una locura vaya.Yo iba preparado para el frío (entre 3 y 5º grados marcaban los termómetros). Generalmente soy poco friolero, pero esta vez corrí con guantes, mallas térmicas, camiseta corta, camiseta larga térmica por encima y una cinta-orejeras, todo un fashion victim!

Yo, de rojo, junto a Jose (2058) y Nieves (2057) sobre la Muralla. Foto cortesía de Tito-Ourense

Tras un calentamiento algo insuficiente, tomamos la salida, yo en última posición, como empieza a ser costumbre en estas carreras multitudinarias (1500 inscritos en Lugo). Mis compañeros de los ESKARALLAOS, que esta vez corríamos los cinco, salieron bastante delante mia. Los dos primeros kilómetros al trote, siempre a cola y calentando mi últimamente maltrecha rodilla. Tras eso empecé a apurar un poco, hasta llegar al km 5 en el que alcancé a mis compañeros Nieves y Jose, con los que continué el resto de la carrera. Poco más que decir. El paso por la muralla, en la última vuelta, es de esas cosas que te quitan el aliento, pero no por la dureza, si no por la belleza del momento. Al final un tiempo neto de 50:46 lo que supone un ritmo de 5:14 el kilómetro, pero con la satisfacción de haber entrado en meta de la mano de Nieves y Jose. Una organización perfecta en todos los aspectos y un recorrido fabuloso que nos ha dejado un gran sabor de boca. La "paliza" de acercarse a pasar frío a Lugo ha merecido la pena, especialmente en buena compañía que es como mejor se disfruta esto de las carreras. Y es que esta Lugo Monumental es una de las mejores carreras que he disfrutado este año que se acaba.

Foto, algo rara, de los ESKARALLAOS en Lugo. Foto cortesía de Ramón Fallon (a.k.a. Alcabramon)

Mi valoración (subjetiva) de esta carrera: 9.2
  • Recorrido: 10
  • Organización: 10
  • Ambiente: 10
  • Meteo: 8
  • Sensaciones: 8